El arte inspira. Y eso es lo que siempre estoy buscando al crear nuevas obras y subirlas, que cause algo en las personas que les traiga nuevas ideas y tengan inspiración y siento muy bonito como una foto puede llegar a tantas personas de muchas maneras, que se sientan identificadas o la entiendan.
​Si pudiera revivir a algún artista creo que sería a Velazquez, Millais o Da Vinci, considero a estos seres capaces de hacerme crear una historia acerca de los personajes que pintaban, escenas, paisajes. Desde que empecé a tomar fotos siempre me encantó personificarme como si fuera otra persona, como si hubiera vivido en otra época, país, etc.

Sir John Everett Millais, 1871, A Somnambulist.

 

Esta era la manera en que entendia mis miedos e inquietudes y las hacía parecer un poco menos personales, pues el abrirse sentimentalmente y expresarse no es tan fácil para mí. Relacionando todo de alguna forma, mi hermano me ha dejado una enseñanza muy bonita que tal vez nadie de mi familia recuerde pero yo sí y se me quedó muy grabada hasta la fecha:

 

'Después de tantas cosas que he pasado, cuando veo a una persona, me imagino su historia, lo que ha pasado ,cómo , que la hace estar en ese momento aquí'

 

Es increíble como somos tan diversos, como cada persona pasa por tantas cosas y siente cosas tan diferentes y el arte las une.

Entonces ... ¿ por qué limitarme a que solo aparezca la historia de 'Krishna' en mis fotos? 

 

Esa podría ser la explicación de por qué logran verme diferente a en todas las fotos, aunque siempre una fase de mi este plasmada ahí.

En algunas parecería que estoy en ambientes fríos, antiguos , o lo que sea que estoy intentando crear. Debo decir que últimamente mi inspiración más grande ha sido la pintura y considero que lo será siempre pues es hermoso que se relacionen.

He recreado personajes como 'Ofelia' y 'Eco' a mi estilo pues me encanta hacer ambientes parecidos a los de alguna pintura que me gusta, con esto, me refiero a los colores, la manera que se ilumina o distintas técnicas.

 

 

 

 

“La Venus del espejo”, de Diego Velázquez (entre 1647 y 1651)

En fin, es muy interesante el poder tratar de llevar a la realidad algo que a lo mejor de esa manera nunca existió más que en mi imaginación. Una historia que tal vez puede ser parecida a la que tú viviste o soñaste.

 

-Krishna Vr